Junio 15 , 2017

Beneficios del Aceite de Orégano

El aceite de orégano es un elemento imprescindible para cualquier botiquín de medicina o equipo de emergencia. La variedad de beneficios que ofrece lo convierte en uno de los mejores suplementos completos que hay.

Ayuda al sistema Inmunológico

Se ha demostrado su poderosa efectividad contra cándida, gripes comunes, estafilococo y gérmenes como la salmonella y e colli.

Protege contra organismos nocivos

el uso de aceite de orégano puede ser una herramienta esencial para combatir una gran variedad de parásitos, tanto dentro como fuera del cuerpo. Estos incluyen gusanos acintados, chinches, piojos, pulgas, mosquitos y lombrices.

Promueve un estado de ánimo equilibrado

algunos compuestos en el aceite de orégano, incluyendo carvacrol, timol y terpineno pueden influir positivamente en el sistema nervioso y la mente.

Ayuda en la digestión

El aceite de orégano es conocido por estimular específicamente el flujo de bilis a los órganos involucrados en la digestión, mejorando, de esta manera, el proceso digestivo

Ayuda durante la menstruación

puede ayudar en casos de menstruaciones irregulares,6 así como a paliar los efectos negativos de la menopausia

Lucha contra el envejecimiento

La gran cantidad de antioxidantes que se encuentran en el aceite de orégano también pueden ayudar a protegernos de los problemas relacionados con la edad como las enfermedades oculares, la degeneración muscular y los numerosos desórdenes del sistema nervioso

Ayuda en caso de alergias

En lugar de medicamentos agresivos, con largas listas de efectos secundarios, el aceite de orégano puede ofrecer una alternativa natural importante para reducir los efectos drásticos de las reacciones alérgicas.

Pérdida de peso

El ingrediente activo de dicho aceite, conocido como carvacrol, puede en realidad modular los genes y reducir la irritación en el tejido adiposo blanco.

Alivia el malestar

Basta con preparar una mezcla del 50/50 de aceite de orégano orgánico y aceite de oliva orgánico y aplicarla por vía tópica en la zona afectada para el alivio.

¿Te gustaría prepararlo en casa?

Para preparar aceite de orégano en casa necesitarás los siguientes ingredientes:

  •   Hojas de orégano fresco
  •   Aceite de oliva, semilla de uva o almendra
  •   Un frasco de vidrio con tapa

Lo que deberás hacer es machacar las hojas de orégano en un mortero junto con un poco de aceite. Posteriormente pasa esa mezcla al frasco de vidrio y termina de llenarlo con aceite hasta cubrir todas las hojas. Deja reposar el frasco en un lugar fresco y alejado de la luz directa durante tres semanas y listo.