Octubre 12 , 2017

El uso de plantas medicinales en el país

El uso de plantas para tratar dolencias y afecciones es tan antiguo como la misma existencia del hombre. Claro que con el avance de la ciencia y las investigaciones las sociedades se han inclinado más al uso de la medicina farmacológica.

Sin embargo, según los especialistas, el 70% de los fármacos proviene de principios activos del mundo vegetal. Aunque por otro lado, la Organización Mundial de la Salud afirma que “existen pruebas empíricas y científicas que avalan los beneficios de las terapias manuales y diversas plantas medicinales en diversas afecciones crónicas o leves”.

Frente a esta realidad es que está creciendo de a poco la tendencia de volver a “los remedios de las abuelas”. Con el objetivo de reincorporar el uso tradicional de las plantas medicinales avaladas por el conocimiento científico, es que crecen los grupos que enseñan el cultivo, cosecha y proceso de elaboración de infusiones y preparados de origen vegetal. Uno de los postulados principales de los adeptos a estas terapias es que además de económicas, resultan menos nocivas para la salud y el ambiente.

Y es que la idea es que se utilicen plantas que sean nativas o se cultiven en la región para que cualquiera pueda tener acceso a ellas. A partir de ello, se han empezado a impartir diversas clases que ayuden a las personas a identificar los distintos tipos de plantas y sus beneficios. La idea de estas clases es que se sepa cuáles son las plantas que traen determinados beneficios a la salud, cómo se preparan, cuáles son sus principios reactivos, las dosis recomendadas, y también informar sobre las especies vegetales que tienen efectos no deseados o nocivos para la salud. Si bien el saber popular que corre de boca en boca es el que ha dado origen a la cura de varias dolencias desde la antigüedad, lo cierto es que aveces circulan “remedios” que no son tales.

En cada clase se elaboran infusiones, decocciones, tinturas madres, macerados en aceites, cremas y ungüentos. Es importante que estos saberes populares y ancestrales se divulguen conociendo las dosis recomendadas y los efectos adversos que pueden llegar a tener si no se toman algunas precauciones en el proceso de elaboración.

Durante el taller se enseñan cuáles son las plantas, cómo se las recolecta y cómo puede utilizarse luego. Se pueden hacer cremas, compresas, infusiones, aceites o tinturas madres, es variada la forma en que actúan sobre el organismo.